Nuestro objetivo principal es lograr que los niños puedan trasladarse desde sus casas al colegio, con mayor seguridad vial y personal.

Para que el Ciempiés Caminos Seguros siga creciendo, trabajamos constantemente generando lazos entre los padres y estudiantes de la comunidad, diseñando rutas para que niños y adultos caminen de forma segura, haciendo el acompañamiento dentro de nuestras caravanas, diseñando juegos para hacer más divertidos los recorridos y evaluando el impacto del proyecto.

 

Nuestros monitores guían a los niños por caminos seguros.

 

El acompañamiento que realizamos con el Ciempiés se hace a través de los monitores; así guiamos a los niños por caminos seguros, respetando las señales de tránsito, mientras éstos reconocen los espacios por los que transitan, por medio de juegos interactivos con los que se divierten en grande.

 

 

Para asegurar el bienestar de nuestros niños en las caravanas del Ciempiés, existen unas reglas que los monitores guían a cumplir de forma estricta:

1- Ningún estudiante debe estar delante ni detrás del monitor que encabeza o va de

último en el grupo. Así evitaremos que los niños crucen las calles sin supervisión.

2- El monitor debe detener el tráfico de carros haciendo uso del pare y el silbato para que éstos se detengan a tiempo y los niños puedan cruzar.

3- Los niños deberán cruzar las calles únicamente cuando el monitor de la señal.

4- Cuando hay andenes muy angostos, los niños deberán caminar en 1 sola fila.

5- ¡Divertirse! Los niños que caminan con el Ciempiés, aprenden sobre seguridad vial, a

través de diferentes juegos y actividades y así el camino se hace más alegre.