La ayuda de los padres voluntarios del Ciempiés Caminos Seguros es muy importante para fortalecer el proyecto en la localidad de Suba; ellos nos acompañan en las rutas, son padres con grandes cualidades como liderazgo, responsabilidad, empatía y solidaridad.

 

 

Este año llevamos 5004 viajes acompañados por los padres voluntarios en los 15 Caminos seguros, por los que guiamos a los niños, junto con los monitores, hacia los 16 colegios que hacen parte del proyecto.

Dentro del grupo de acompañantes voluntarios del Ciempiés Caminos Seguros, el valor que resalta en ellos es el de la solidaridad, ya que gracias a la unión y compromiso de éstos, son cada vez más los niños que caminan acompañados y seguros al colegio. “Nosotros los padres que estamos en el Ciempiés nos hemos unido mucho y es algo muy bonito, porque nos ayudamos, cuando alguno no puede ir a llevar al hijo al colegio, los otros papitos los acompañamos, mientras jugamos y aprendemos a cruzar una calle con cuidado y de forma responsable” Afirma Irene Vizcaya, acompañante voluntaria del proyecto.

 

Secretaría de movilidad, Seguridad vial, Alcaldía Mayor de Bogotá, Ciempiés Niños Primero.

Irene es una increíble acompañante voluntaria de nuestro Ciempiés Caminos Seguros, su labor en el proyecto es la que nos ayuda a crecer cada día más

 

Los más de 2000 niños beneficiados con el proyecto, hasta la fecha, caminan felices gracias a las actividades, juegos y canciones con las que aprenden a transitar seguros por las calles. Ellos están tomando decisiones en las calles que los convierte en peatones responsables y eso en últimas es lo que protege sus vidas de un posible siniestro vial. “Me parece que ayudamos a salvar vidas con el proyecto, porque antes uno salía de afán y no estaba pendiente de pasar bien los semáforos o no miraba para los dos lados a ver si venían bicicletas o carros y después de todo lo que hemos aprendido con el Ciempiés somos más conscientes de lo que implica caminar con cuidado, respetando las señales y de esta forma la vida de los niños y las nuestras”.

 

Juan llegando feliz a su casa con el Ciempiés.

¡Estamos cumpliendo con los niños y las familias de la localidad de Suba! Seguiremos trabajando con la comunidad para que puedan seguir caminando tranquilos y seguros por las calles.