El Ciempiés Caminos Seguros más allá de ser un proyecto que brinda seguridad a los niños y familias que caminan a diario hacia sus casas y colegios en las localidades de Suba y Bosa, es un motivo de alegría y orgullo para sus participantes.

A medida que los niños caminan, van adquiriendo diferentes objetos como reconocimiento a su constancia y dedicación en las caravanas. Uno de los objetos más preciados para ellos, son las chaquetas del Ciempiés. Su emoción al recibirlas es enorme, pues los hace identificarse en las calles como parte de este proyecto en el que tanto disfrutan.

Al recibir sus chaquetas, los niños nos contaron a qué se comprometían con su ruta. Manuel Palacios, del colegio Fe y Alegría, en la localidad de Suba, recibió su chaqueta gracias al compromiso que ha demostrado en el proyecto y sus palabras al ponérsela fueron “con el Ciempiés me siento orgulloso de tener esta chaqueta, porque me reconocerán de que soy del Ciempiés y siempre lo seré”.

Continuaremos brindándole sonrisas a los niños del Ciempiés y seguiremos trabajando por la seguridad de las familias en las vías de la ciudad.