La recolección de calletones, se realiza durante los recorridos seguros del Ciempiés. Existen diferentes juegos y actividades, mediante las que se ponen a prueba distintas habilidades de los niños; cuando ellos aciertan en alguno de estos juegos, ganan stickers o calletones, que luego pegan en su kit y es así como después al sumarlos, pueden intercambiarlos por premios.

El intercambio de calletones trajo felicidad a niños y padres del Ciempiés.

Ellos disfrutan esta dinámica de juego y aprendizaje durante los caminos seguros, porque es una forma divertida de ir hacia sus casas y colegios. Los recorridos se les hacen más cortos y entretenidos y tienen una motivación más para ir caminando a estudiar.

Los premios del Ciempiés existen para reconocer el esfuerzo y dedicación de nuestros niños, porque al encontrarse cada día con sus amigos y monitores de ruta, aprenden sobre compañerismo, cómo caminar con cuidado por las calles y a trabajar para alcanzar un objetivo; ya sea recolectar el mayor número de calletones, obtener medallas del Ciempiés o repasar con juegos temas sobre seguridad vial.

“Me siento increíble andando con el Ciempiés, voy ganando calletones, alegrándome, cantando, jugando y portándome juicioso”. Afirma, Darwin Sánchez, de la localidad de Suba, uno de los cientos de niños beneficiados con este proyecto, que lo lleva a su colegio feliz y seguro, todos los días.